Aroma

Aroma

800 701 Altabox

¿Sabías que los seres humanos memorizamos un 3% de lo que vemos, un 5% de lo que oímos y un 35% de lo que olemos?

El objetivo es claro, a través de un aroma atractivo, tratamos de acercar a los clientes a vuestro establecimiento y una vez estén dentro hacer que su estancia sea agradable y lo más duradera posible. La gente pasa más tiempo en lugares con olores agradables, dulces y apolvados, que son los que más llaman la atención, que en los que no huelen a nada.

Respecto a la intensidad del aroma decir que debe ser graduada, es decir, deben de tener mucha más fuerza en la entrada del establecimiento que en el interior, que el aroma salga de la tienda, a la calle, frente al local, que el viandante perciba esa esencia. Y al entrar en vuestro establecimiento la intensidad cambie, disminuya porque el objetivo cambia y lo importante es la retención de los consumidores y no llamar su atención.

Otro factor que influye en la elección de un perfecto aroma es el sector, varía de forma considerable de uno a otro. No es lo mismo el aroma destinado por ejemplo para una tienda de ropa que para un hotel. El objetivo que persigue cada uno es diferente. En el primero es atraer y retener, y en el segundo es relajar, hacer más cómoda y agradable la estancia.

La elección de un buen aroma, además de invitar de forma sutil al consumidor a adentrarse en los establecimientos y mejorar su experiencia, son útiles para asentar la imagen de marca de una compañía. Se estima que un olor permanece en nuestra memoria algo más de dos años, mientras que una imagen, como la de un logo o un producto desaparece, de forma genérica, a las pocas semanas. Es una buena forma de asentar la imagen corporativa, porque se juega con los recuerdos que despierta un olor concreto.

Reconoce el aroma de tu empresa con nuestra Solución de Marketing Olfativo.