La mitad de los compradores ya prefieren el autoservicio

La mitad de los compradores ya prefieren el autoservicio

619 359 Altabox

Los compradores del Reino Unido están recurriendo cada vez más a puntos de venta que ofrecen opciones de pago de autoservicio, con más de la mitad (57%) optando por evitar la interacción humana durante la experiencia de compra, según revela un estudio reciente.

La investigación, llevada a cabo por Whistl, encontró que la generación anterior todavía favorece la interacción humana al realizar compras. El 70% de los mayores de 45 años prefiere hablar con un humano, en comparación con solo el 25% de los jóvenes de 18 a 24 años. En cuanto al género, el 53% de los hombres optaría por una opción de pago de autoservicio, en comparación con el 47% de las mujeres.

La encuesta analizó la importancia de la interacción humana para ciertos tipos de compras:

Cuando se trata de comprar comestibles, solo el 17% considera importante la interacción humana.

Al comprar artículos médicos o de belleza en una farmacia, más del 74% de las personas dijeron que era importante tener cierto nivel de interacción humana. El 26% dijo que era muy poco importante, y algunos afirmaron que la vergüenza de pedir ciertos productos significaba que preferían usar opciones de autoservicio.

 

 

Para más de la mitad de los encuestados (63%), la interacción humana no es necesaria al comprar ropa. Uno de cada tres (37%) dijo que solo querrían la interacción humana si no podían encontrar lo que buscaban o si tenían un problema con un artículo que ya habían comprado.

Si bien las personas prefieren la experiencia de compra sin contacto humano, más de la mitad de los británicos prefieren hablar con una persona cuando necesitan asistencia de servicio al cliente, ya sea por teléfono o cara a cara.

Esto concuerda con la creciente tendencia en Reino Unido, en que los retailers de Gran Consumo ya están estudiando cómo usar el móvil para repensar el proceso de pago.

Sainsbury recientemente se unió a una creciente lista de retailers de supermercados que están probando la tecnología scan and go para eliminar el pago de la compra.

A esta tendencia también se está uniendo Tesco, Co-op, Budgens, Walmart y, por supuesto, Amazon, por nombrar solo algunos, en la oferta de tecnología scan and go como parte del movimiento para renovar las tiendas y la experiencia de compra.