Retail Analytics

Retail Analytics

1194 1031 Altabox

Para todos los retailers conocer con precisión a sus clientes y su Customer Journey en su establecimiento es un elemento clave para el diseño de sus estrategias comerciales.

Aunque los retailers pertenezcan a diferentes ámbitos, existen elementos comunes en las necesidades a las que las soluciones de Retail Analytics de Altabox dan respuesta.

De manera general, se engloban en torno a tres grandes puntos:

  1. Conocer al detalle el Customer Journey de nuestros clientes es fundamental para conseguir una experiencia de compra memorable. Es esencial tener un conocimiento exhaustivo sobre las personas que entran en la tienda pero no compran nada. Conocer qué hace el cliente desde que entra en la tienda, el recorrido que realiza, dónde se para y el momento en que se va sin realizar ninguna compra, es una información muy valiosa para los retailers. De hecho, es importante conocer tanto los productos que los clientes llevan en sus cestas de compra como los que no. En la recogida de datos sobre el comportamiento de los clientes es también necesario tener información precisa sobre el ROI o Retorno de la Inversión de las campañas que se llevan a cabo. Las soluciones de retail analytics deben ayudar a los retailers a tener un conocimiento más sólido y profundo de cuáles son las experiencias de sus clientes en los puntos de venta.
  2. Ser un contenedor de datos por sí mismo no tiene valor, ya que es imprescindible que los datos que se recojan sean significativos y estén categorizados por importancia. Igualmente importante es el hecho de que dicho datos estén ‘traducidos’ e interpretados en el sentido en que sean los más relevantes y apropiados para cada retailer en concreto.
  3. Cómo optimizar la programación del circuito de publicidad dinámica que se muestra en el interior de los establecimientos es también una premisa necesaria hoy día. Esto incluye las promociones más efectivas y que están llevando clientes a la tienda.

Altabox ofrece soluciones para medir, analizar y optimizar la experiencia en la tienda con el objetivo de mejorar el engagement y aumentar las ventas. Permitiendo al retailer entender el comportamiento de sus potenciales clientes, definir y mejorar las campañas que lleven a cabo y realizar predicciones precisas que persigan un aumento y mejora de la cuenta de resultados.